Me llaman loca
Y despreocupada
Por no tener ahorros 
En la cuenta del banco.
Tengo yo, en mi casa
Una hucha llena
De palabras,
Sonrisas,
Paciencia infinita...
Las presto en microcréditos
a quien las necesite.

Je murmure aux murs



Je murmure  aux murs
Qui renferment mon être
Pour meubler le vide qui y habite
Je marmonne sans cesse

Je ne sais plus qui je suis
Et par peur de me perdre
Je m’attache à moi-même

Loin de moi, les autres
Devant moi, le néant

Des questions sans réponses
Pour remplir ce silence
Je me parle et murmure
je m’invente chaque jour

Je murmure, je battis
Des murs qui m’entourent
Qui emprisonnent mon esprit

En la media noche

Media luna blanca
Blanco su reflejo
Sobre las montañas


Montañas de espuma
Espuma salada
Salada tu risa
Negra tu mirada


Negra era la noche
Sobre la mar fría
Calientes tus besos
Esperando el día
Los días son tan cortos
Y las semanas tan largas
A fuerza de alargar los minutos
De esta primavera...
Acurrucada en un rayito de sol
Me pienso, me sorprendo
Y constato
Que perdí la noción del tiempo
cuando la desilusión llamo a mi puerta

Te me escapas



Ungido de barro y de misterio
Te resbalas de entre mis dedos
Escondes tu orgullo bajo tu escudo
Y huyes
Quemando puentes de plata


Y yo, aspirante a Penélope
Tejo telarañas de versos
Trenzo estrellas y anhelos
Por retenerte.
Muñeca desdichada
Que canta con furia de sirena


Pero te escapas
De mis manos de trapo
De mis redes vencidas
Y no miras atrás
Por miedo al recuerdo
Ojal y botón  
Aguja e hilo  
Me coso otro hombre  
El mio se ha ido

ACARICIAME



Acaríciame las heridas
que aún me sangran
que llega la noche
y los fantasmas del ayer
acechan en cada esquina
de la casa

Que sean tus besos
ungüentos que calman
mi alma dolida

Acaríciame
y no te olvides
de cerrarme los ojos
con tus dedos
Y si duermes a mi lado
abrázame,
que me asaltan las dudas
y renacen viejos temores

Sé, para mí,
el agua bendita
que todo lo sana

Acaríciame los pesares
que el tiempo tatuó
en mi piel desnuda

Acaríciame, amor
y cúrame el pasado



Garde pour toi les mots qui blessent 
et offre-moi des fleurs et des baisers

Un querer

Súbeme,
a lomos de tu caballo
y llévame por senderos
de lirios y amapolas.

Ven,préndeme en el pelo
una mirada
que yo te pongo un suspiro
en la solapa.

Ay! Niño,
si quisieras quererme
yo te querría
que queriendo quererte
paso la vida.

Nana de la mar en calma

El pez movía la cola
y la niña se acercaba
extendiendo bien los puños
para ver si lo alcanzaba.

De espumas y de corales
le haré a mi niña un vestido
de nácar unos zapatos
de perlas un abanico.

El pececillo nadaba
remontando la corriente
torbellinos lo empujaban
y escapaba alegremente.

De olas de pura plata
quiere mi nena un tesoro.
Allá en el fondo del mar
sirenas cantan a coro.

Duérmete, lucero, duerme
hasta llegar la mañana
yo me quedo junto a tí
para cantarte esta nana.