ACARICIAME



Acaríciame las heridas
que aún me sangran
que llega la noche
y los fantasmas del ayer
acechan en cada esquina
de la casa

Que sean tus besos
ungüentos que calman
mi alma dolida

Acaríciame
y no te olvides
de cerrarme los ojos
con tus dedos
Y si duermes a mi lado
abrázame,
que me asaltan las dudas
y renacen viejos temores

Sé, para mí,
el agua bendita
que todo lo sana

Acaríciame los pesares
que el tiempo tatuó
en mi piel desnuda

Acaríciame, amor
y cúrame el pasado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.