Los días son tan cortos
Y las semanas tan largas
A fuerza de alargar los minutos
De esta primavera...
Acurrucada en un rayito de sol
Me pienso, me sorprendo
Y constato
Que perdí la noción del tiempo
cuando la desilusión llamo a mi puerta

Te me escapas



Ungido de barro y de misterio
Te resbalas de entre mis dedos
Escondes tu orgullo bajo tu escudo
Y huyes
Quemando puentes de plata


Y yo, aspirante a Penélope
Tejo telarañas de versos
Trenzo estrellas y anhelos
Por retenerte.
Muñeca desdichada
Que canta con furia de sirena


Pero te escapas
De mis manos de trapo
De mis redes vencidas
Y no miras atrás
Por miedo al recuerdo