Me llaman loca
Y despreocupada
Por no tener ahorros 
En la cuenta del banco.
Tengo yo, en mi casa
Una hucha llena
De palabras,
Sonrisas,
Paciencia infinita...
Las presto en microcréditos
a quien las necesite.